Buscar
  • Lopezgily

EL REMEDIO PARA LA CRÍTICA


¿O cómo puedes decir a tu hermano: Hermano, déjame sacar la paja que está en tu ojo, cuando tú mismo no miras la viga que está en tu propio ojo? Hipócrita, saca primero la viga de tu propio ojo, y entonces verás bien para sacar la paja que está en el ojo de tu hermano. Lucas 6:42

Casi siempre nos ocupamos en querer resolver la vida a otros, en decir o comentar el comportamiento o actitudes de los demás sin darnos cuenta que el problema no está en ellos, el problema está en nosotros.

¿En nosotros? ¿Ósea que yo soy el del problema? Sí. Esa es la respuesta. Se lo difícil que es para nosotros pensar, criticar, juzgar o evaluarme antes que hacerlo en la vida de los demás, pero justamente ese es el problema y por eso Jesús fue muy claro al decir: si tienes una viga en tu ojo, no puedes ver la paja en el ojo ajeno.

Saca la Viga de tu ojo, y entonces podrás mirar bien la paja del ojo de tu hermano. Si dices que quieres ayudar, que lo haces por su bien, lo arruinaras porque un ciego no puede guiar a otro ciego entonces, no lo intentes, ni siquiera lo pienses. Ocuparte en ti, en tu espiritualidad, mírate en el espejo de la palabra y deja que Dios limpie tus ojos con colirio para que puedas ver tu realidad y estoy seguro que al ver tu verdadera condición no te quedaran ganas de querer ayudar a nadie.

Romanos 12:9-21

9 Ármense sinceramente unos a otros. Aborrezcan lo malo y apéguense a lo bueno.

10 Ármense como hermanos los unos a los otros, dándose preferencia y respetándose mutuamente.

11 Esfuércense, no sean perezosos y sirvan al Señor con corazón ferviente.

12 Vivan alegres por la esperanza que tienen; soporten con valor los sufrimientos; no dejen nunca de orar.

13 Hagan suyas las necesidades del pueblo santo; reciban bien a quienes los visitan.

14 Bendigan a quienes los persiguen. Bendíganlos y no los maldigan.

15 Alégrense con los que están alegres y lloren con los que lloran.

16 Vivan en armonía unos con otros. No sean orgullosos, sino pónganse al nivel de los humildes. No presuman de sabios.

17 No paguen a nadie mal por mal. Procuren hacer lo bueno delante de todos.

18 Hasta donde dependa de ustedes, hagan cuanto puedan por vivir en paz con todos.

19 Queridos hermanos, no tomen venganza ustedes mismos, sino dejen que Dios sea quien castigue; porque la Escritura dice: «A mí me corresponde hacer justicia; yo pagaré, dice el Señor.»

20 Y también: «Si tu enemigo tiene hambre, dale de comer; y si tiene sed, dale de beber; así harás que le arda la cara de vergüenza.»

21 No te dejes vencer por el mal. Al contrario, vence con el bien el mal.

Lópezgily


6 visualizaciones0 comentarios

Entradas Recientes

Ver todo